Oposiciones: una alternativa laboral

23 diciembre, 2019
Oposiciones: una alternativa laboral

Las oposiciones son una interesante opción para muchos españoles. El caso es que cuando nos hemos convencido de que vamos a prepararla no debemos agobiarnos y pensar realmente en el arduo camino que vas a tener los próximos meses o años. Todo ello es más complicado cuando además se trabaja. El caso es que hay que tener clara la situación en la que te encuentras para poder optimizar el tiempo y recursos.

Por lo general un opositor que se dedique a ello, lo más normal es que tarde en hacerse con una plaza en las categorías C o D en un año u algo. Hay personas que pueden llegar a tardar más, pero no por eso debemos caer en el desánimo. Si trabajas debes pensar que tampoco vas a tener esa necesidad de tener un sueldo sí o sí, porque ya cuentas con él. Por este motivo, lo mejor es no agobiarse y estar tranquilo. Hablamos de un proceso dilatado, pero puede merecer la pena ¿no?

Vamos con algunos puntos importantes:

Organizarse es fundamental para la preparación de la oposición

La organización y ser metódico es importante para lograr el objetivo. En el caso de que trabjes a media jornada, es posible estudiar del orden de 3 o 4 horas por la tarde, pero cuando se trabaja todo el día, va a ser más complicado el poder sacar más de dos o tres horas al día para el estudio del temario.

Hay que pensar que vas a tener que contar con todo el tiempo que sea posible. Para ello lo mejor es tener un buen planning de estudio y velar por su cumplimiento.

La costumbre del estudio debe ser diaria

Cuando se lleva tiempo sin haber estado estudiando, muchas veces se puede perder al costumbre del estudio diario, por lo que lo mejor es establecer un horario fijo todos los días. El contar con una rutina ayuda mucho a evitar a las peligrosas tentaciones y focalizamos el objetivo.

Adaptemos la preparación de la oposición a nuestras propias circunstancias

Hay que ir adaptando el objetivo que queremos conseguir a la situación en la que vivimos. No es lo mismo preparar una oposición perteneciente al grupo A que una del C. Todas necesitan tiempo, pero no el mismo.

Algo que no hay que olvidar es que una vez cuentes con tu plaza, vas a poder presentarte a otra categoría por promoción interna, para lo que necesitarás un esfuerzo menor.

La oposición debe estar relacionada con los estudios o experiencia que tengas

Hay que ser claros, el tiempo de estudio debe ser optimizado, por lo que lo mejor que se puede hacer es decidirse por una oposición que esté directamente relacionada con la experiencia, tanto en lo laboral como en lo formativo.

Si optas por una oposición relacionada con la experiencia, vas a tener ventaja a la hora de prepararla y conocerás buena parte del temario, lo que repercutirá en un menor tiempo de estudio, partiendo con ventaja frente a muchos de tus competidores, que van a pasar mucho tiempo asimilando conocimientos adquiridos ya antes.

Las técnicas de estudio

Hay algunas técnicas de estudio que si se aplican bien, hacen posible que nuestra preparación sea más fácil y eficaz. Más rendimiento y menos tiempo en lograrlo.

Los métodos de estudio innovadores o técnicas como los mapas mentales o pomodoro son interesantes y te pueden ayudar a que mejore la productividad en lo que estudies.

El descanso es un factor fundamental

No es que hablemos solo de lo importante que es dormir correctamente. De la misma forma hay que ser consciente de que vas a tener que competir en una larga maratón en la que es necesario tener descansos en lo físico y en lo mental, así como las necesarias desconeciones cada cierto tiempo. Lo mismo que es realmente importante tener una rutina de estudio y seguir con el planning que nos propongamos, también hay que tener un tiempo para descansar y desconectar.

Deben establecerse una serie de momentos en los que poder dedicarle un determinado tiempo a ti y a los tuyos. Para ello es necesario desconectar de verdad, para así poder hacer esas pequeñas cosas que nos gustan, como jugar con tus pequeños sin tener que estar mirando el reloj, de esta manera el cerebro va a coger todas las endorfinas de los momentos que hayamos disfrutado para transformarlos en energía para poder estudiar con mayores ganas y sabernos el temario de pe a pa.

No nos olvidemos de nuestros sueños

Las oposiciones no nos las podemos preparar en un solo mes y tampoco en un día. Estamos a un proceso de aprendizaje bastante largo y donde alternarás los días buenos con otros en los que te parecerá no avanzar nada.

No hay que dejar que nos venzan los días malos, por lo que es bastante útil escribir nuestras metas, los objetivos en un papel y colocarlo en un lugar donde puedas verlo diaramente. Si lo lees todos los días antes de empezar con el estudio, verás cómo tienes una cita con tu sueño, a la que no debes fallar y que lo que hagas sea una inversión en el futuro y en el de los que quieres.

Opta por los cursos preparatorios de calidad

Como aseguran en Oposiciones Age, hay opositores que empiezan su trayectoria pensando en que quieren preparar la oposición por libre, pero después ven que no son capaces de aprovechar el tiempo o se pierden en determinados temas. Por este motivo hay que pensar bien lo que hacemos.

Existen muchos cursos para opositores que se imparten por la red, por lo que ahora podemos ir a estas clases preparatorias y donde nos apoyarán para una buena preparación de las oposiciones.

Solo hay que buscar en Google, donde seguro que encuentros muchos centros en la red de redes que están especializados en toda clase de oposiciones y dónde vas a optimizar mejor tu tiempo.

Hay que ser conscientes de que la preparación de las oposiciones para nadie, por lo que las personas que tienen que trabajar y afrontar unos horarios no demasiado amplios puede llegar a ser de mayor complejidad.