La lucha contra las drogas y el alcohol sigue adelante

23 septiembre, 2021
La lucha contra las drogas y el alcohol sigue adelante

Hay pocas cosas peores en esta vida que ser dependientes de algo o de alguien. La verdad es que todo lo que tenga que ver con esa dependencia nos puede generar muchísimos problemas, más incluso de lo que nos podríamos imaginar en un principio. Hay que tener la suficiente personalidad como para evitar tener que depender de algo o de alguien y, por tanto, saber combatir de una manera mucho más eficaz los problemas que puedan surgir cada día. Ni que decir tiene que esa puede ser una diferencia importante entre una vida plena y otra cargada de miedos.

Es evidente que hay grados y grados de dependencia. No es lo mismo depender de una persona emocionalmente que hacerlo de una sustancia. Y todos y todas somos plenamente conscientes de lo que estamos comentando. Los problemas de salud que pueden estar asociados a una y otra cosa son tremendos y la verdad es que no cabe la menor duda de que, aunque lo mejor es no depender más que de nosotros y nosotras mismas, es peor la dependencia de según qué sustancias que la dependencia de alguna persona. Está claro que hay que tener mucho cuidado con la primera de ellas.

Una noticia que fue publicada en la página web del diario El País indicaba que, en España, existían tres millones de alcohólicos en 1977. Es evidente que este es un problema que todavía es necesario resolver, pero no mediante la eliminación del alcohol, sino con educación y con conciencia, que es como se resuelven los problemas de raíz. Ser alcohólico es un problema grave y la verdad es que es imprescindible poner toda la carne en el asador para intentar que una menor cantidad de personas tengan una dependencia directa de cualquier sustancia con alcohol.

Otra noticia, en este caso publicada en la página web de Statista, hacía una clasificación de las drogas que son más consumidas en el interior de nuestras fronteras, siendo el alcohol y el tabaco los que más popularidad tenían en los momentos en los que se hizo el estudio (año 2019). Nos preocupan todas esas sustancias que aparecen en el estudio con un porcentaje igual o inferior al 2’5%, como la cocaína, la heroína, el éxtasis, el speed… Son esas drogas las que tienen un factor perjudicial extremo y que pueden afectar de una manera mucho más rápida a nuestro estado de salud.

Por desgracia, la llegada de la crisis económica en el año 2008 hizo que mucha gente perdiera por completo el control de su vida, dejándose en manos de sustancias como el alcohol o las drogas. Ahora, años después, hemos recibido la información de que está creciendo el número de personas que está intentando luchar contra esas dependencias en una clínica de desintoxicación. Nos lo han contado los profesionales de Despierta BCN, que han vivido en primera persona este proceso y que son los que mejor saben cuáles son los beneficios y la mejor manera de actuar contra problemas como de los que venimos hablando.

Nos preocupa todo el mundo, pero en especial los jóvenes 

Si hay algo que nos preocupa en todo lo que tiene que ver con el consumo de drogas o alcohol, ha sido la paulatina reducción en la edad media de los consumidores y de la edad a la que se empieza a tener contacto con estas sustancias. Eso es lo que ha venido ocurriendo en España en las últimas décadas y lo cierto es que es un problema que debemos atajar con meridiana rapidez y en todos los sitios: en las aulas, en los medios de comunicación y, como no podía ser de otra manera, con la intervención y colaboración de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

La verdad es que es difícil mantener un control estricto sobre todo este tipo de situaciones y sustancias, pero sí que creemos que se pueden mejorar los registros que tiene España en la actualidad. Estamos trabajando bien en este sentido, y eso es lo que explica que muchas personas hayan decidido dar un paso hacia delante en lo que tiene que ver con dejar de lado esa dependencia para acudir a una clínica de desintoxicación y luchar por un futuro mejor.

Está claro que dejar las drogas o el alcohol no es fácil, pero ahora hay más medios y más profesionales que nunca para conseguirlo. La sociedad les necesita y la verdad es que, como decíamos más arriba, hemos venido haciendo progresos en los últimos años tanto en España como en otros países. Seguir por este camino es lo idóneo en un momento en el que la sociedad parece querer tener más controlados otros aspectos de su salud como lo son la alimentación o la salud mental.