De tradiciones navideñas

23 enero, 2020
De tradiciones navideñas

Las tradiciones en general, en cualquier país, pueden ser de lo más pintorescas, pero no es necesario irse muy lejos para ver lo originales que pueden ser algunas. En nuestro país, tenemos tradiciones y costumbres repartidas por todo lo largo y ancho de nuestras fronteras que llaman la atención a todo aquel que desconozca su existencia y si no os lo creéis, pensad en el lío que se montó en la cabeza el director de Misión Imposible 2, quien confundió las fallas de Valencia (u hogueras de Alicante) con la Semana Santa andaluza y el resultado fue una especie de procesión con Pasos de Jesucristo ardiendo a hombros de los pobres costaleros.

El caso es que tradiciones curiosas o costumbres extrañas hay en todas partes y en cada época del año por lo que Navidad no iba a ser diferente.

Els Enfarinats

Una de las fiestas más raras y divertidas que he descubierto es la que tiene lugar en Ibi (Alicante), cada 28 de diciembre. No es que se haga esta fiesta expresamente por la Navidad, sino que se hace con motivo del Día de los Inocentes, pero al celebrarse en medio de estas festividades, ha acabado siendo una celebración más en Navidad para estos vecinos del pueblo de los juguetes.

¿En qué consiste? Pues los vecinos salen a las calles y se dividen en dos bandos para luchar por el poder político. ¿Y con qué luchan? Pues con harina. Puede que no haya nieve en Alicante pero Ibi se cubre de un manto blanco cada 28 de diciembre gracias a els enfarinats.

El Oletznero

Puede que Papa Noel recorra todo el planeta vestido de rojo sobre un trineo tirado por un equipo de renos capitaneado por Rudolf, el reno de la nariz roja, pero en el País Vasco quien lleva los juguetes a los niños es el Oletznero, que vestido de negro, como buen carbonero que es, desfila cada Nochebuena con boina u pipa repartiendo regalos.

De hecho, tal es la tradición que ya son muchas las tiendas de disfraces que venden atuendos de Oletznero como La Casa de los Disfraces.

El apalpador gallego

En Galicia es otro carbonero el que baja las noches del 24 y del 31 de diciembre para tocar las barrigas de los niños y dejarles castañas o algún que otro regalo si los ve delgados. Dicho esto, no voy a comentar qué me parece la idea de que un carbonero vaya palpando niños pero la tradición es lo que es.

El canto de la Sibila en Mallorca

Si alguien ha visto o ha oído hablar de El Misteri d´Elx, la fiesta sacramental más antigua de Europa, entenderéis que el canto de la Sibila en Mallorca es algo bastante similar. Se trata de un drama litúrgico que interpretan los niños en la Misa del Gallo.

Belén Viviente de Beas en Huelva

Cada año, la Hermandad de Nuestra Señora de los Clarines monta un belén viviente en el que participan adultos, niños y animales representando tradicionales escenas bíblicas.

El arrastre de latas en Algeciras, Cádiz

En esta tradición los niños son los protagonistas pues son ellos los que atan latas con cuerdas y pasean por todo el pueblo para llamar la atención de los Reyes Magos.

Ramo de flores leonés

El ramo leonés no es un ramo cualquiera sino que se compone de madera y diferentes adornos como lazos, bordados, o rosquillas y que siempre cuentan con 12 velas que simbolizan los meses del año. Este “ramo” se cuelga en las casas para decorarlas de cada a la Navidad.

Carrera del Pavo en Segovia

Aunque pueda parecer lo contrario no corre nadie detrás de un pavo, pero sí se lo llevan de premio. Se trata de una carrera ciclista cuyo premio es un Pavo, pero la carrera tampoco es al uso, sino que no tiene meta pues gana el competidor que alcance la mayor distancia posible sin que ninguno de sus pies toque el suelo.

En otros países

Croacia: se decora la mesa en Nochebuena con unas velas navideñas atadas con cintas del color de la bandera del país. Una vez acaba la cena se deben apagar con pan mojado en vino con el fin de que los niños puedan abrir sus regalos de navidad.

Alemania: durante las fiestas hasta los niños beben Glühwein, vino caliente, o tés e infusiones con un chorrito de ron para entrar en calor en estos días tan fríos.

Estonia: en Nochebuena, es muy típico que las familias vayan a las saunas. Así, mientras que en otros países todos se reúnen alrededor de la mesa para cenar en familia, en Estonia se desnudan para festejar la Nochebuena en una sauna.