Úbeda y Baeza, perlas del turismo que recibe andaluz y español

5 enero, 2023
Úbeda y Baeza, perlas del turismo que recibe andaluz y español

España es un país que vive del turismo. Es cierto que esta no es la única actividad a la que nos dedicamos en esta tierra, pero sí que podríamos decir que es la más importante con una amplia diferencia. Durante muchos años, fue el sector de la construcción el que abanderó a la economía española, pero las cosas han cambiado y ahora es el turismo el que domina ese aspecto con cierta tranquilidad. Sin esa gran aportación que realiza el turismo, los beneficios de muchas empresas en este país no tendrían nada que ver con los que sí que se están recogiendo en la actualidad.

Tenemos numerosas regiones que son de lo más beneficiosas en lo que tiene que ver con el turismo. Andalucía es una de las que tradicionalmente más destacó en este sentido. Los motivos son de lo más diversos. Hay quien destaca que ciudades como Marbella, Torremolinos, Conil o Fuengirola son indispensables para ello. Otro tipo de personas consideran más importante la cantidad de personas que llega cada año a Sevilla, Córdoba o Granada. Está claro que las dos cosas ejercen una importante contribución para la causa, pero no son las únicas que lo hacen.

El enorme potencial que tiene Andalucía en materia turística no solo existe gracias a las localidades costeras o a las grandes capitales de provincia. Hay otro tipo de lugares que tienen un encanto muy particular y que llama la atención de miles y miles de personas cada año. Los dos mejores ejemplos de ello los podemos encontrar en localidades como Úbeda y Baeza. Según los principales responsables de Visita Úbeda y Baeza, la llegada de turistas en estas dos zonas ha superado en el año 2022 los registros que existían antes de la pandemia. Sin duda, es una noticia excelente.

Podemos decir que España tiene un modelo turístico de referencia en todo el mundo gracias a cuestiones como las que hemos comentado en el párrafo anterior. Existen países como Francia o Inglaterra, en los que el turismo está menos repartido. Buena parte de los beneficios de ese sector se concentran, respectivamente, en París y Londres. En España eso no ocurre, lo cual es muy positivo porque permite que el pastel esté repartido entre más personas y empresas. Italia, por ejemplo, es un país que se parece al nuestro en ese sentido y al que no le va nada mal en materia turística.

Andalucía, una referencia turística nacional 

Es difícil ser una referencia turística en una tierra tan variada y tan bonita como España. La competencia entre diferentes comunidades autónomas es feroz, y en esa competencia destaca una zona como Andalucía, que es la comunidad más importante en lo que atañe al turismo. En el primer trimestre de 2021, Andalucía se llevó el 16’3% de los turistas de acuerdo a los datos extraídos de la noticia que os acabamos de enlazar y que fue publicada por La Sexta, que demuestra que la andaluza es la comunidad que cuenta con un porcentaje más alto, superando a Cataluña o la Comunidad Valenciana, que tuvieron un 15’9% y un 11%, respectivamente.

Según el Diario de Sevilla, durante la totalidad del 2021 visitaron Andalucía más de 20 millones de personas. Esa cifra, teniendo en cuenta que durante buena parte del año existieron restricciones ocasionadas por el coronavirus, es espectacular y pone de manifiesto que la andaluza es una de las regiones más importantes ya no solo de España, sino de Europa, en lo que tiene que ver con el turismo. Eso solo se logra con una variedad y riqueza de lugares, a lo cual contribuye que Andalucía cuente en su seno con localidades como Úbeda y Baeza.

Obviamente, es indispensable que no nos durmamos en los laureles. Que Andalucía sea una potencia turística a nivel continental hoy en día no quiere decir que lo vaya a ser en el futuro. Es necesario que recordemos que las tendencias cambian y que, además, lo hacen ahora más rápido que en cualquier otro momento de la Historia. Para conseguir que Andalucía siga siendo una referencia turística en los años venideros, hay que poner el foco en la diversidad de lugares que podemos encontrar en dicha región. No todo es sol y playa.

Conservar todo lo bueno que nos ha proporcionado el turismo es una obligación desde el punto de vista de las instituciones españolas. Se está haciendo un gran trabajo para conseguirlo, pero la competencia que tenemos a nivel internacional es cada vez mayor. Hay que estar preparados para competir y salir victoriosos en un mercado cambiante y sujeto a nuevas tendencias y pareceres. Como en muchos otros campos de la vida, lo difícil aquí no es llegar a ser los mejores, sino consolidarse en esa posición. Esperamos conseguirlo. Con Andalucía de nuestro lado, será más fácil.