España, we are different
Buscar

Tecnología del corte industrial

La gran industria de la construcción requiere de herramientas de gran tamaño y precisión que faciliten su trabajo. Uno de los aspectos fundamentales dentro de este campo, es la aplicación de cortes a cierto tipo de materiales y piezas que, debido a su dureza, tamaño o características, necesitan ser cortadas por herramientas precisas y diseñadas exclusivamente para dicha misión.

Gracias la tecnología, estos campos cada vez están más cubiertos por maquinaria acorde a las necesidades productivas de cada empresa. De la mano de los profesionales de Tecoi, hemos aprendido las diferentes técnicas y tipos de corte industrial que existen en la actualidad.

Vigas de hormigón, columnas, placas de chapa, acero… son materiales que en numerosas ocasiones, requieren de un corte para adaptarlo a las necesidades de producción. Lógicamente, estos materiales no pueden ser cortados por elementos como tijeras o herramientas habituales y validas en otros muchos campos. Hace unos años, para cortar piezas de acero, se utilizaba un soplete. Afortunadamente, los avances tecnológicos, han proporcionado a la industria, herramientas más útiles, versátiles y eficaces para lograr sus objetivos en lo que a corte se refiere.

Esta evolución no solo facilita la tarea, también acelera la producción y genera menos desperdicio ya que los cortes son más precisos y exactos.

Los tipos de corte mas habituales en la actualidad son el corte láser, el punzonado, el corte por plasma y el oxicorte. Cada uno de ellos, diseñado para una finalidad concreta y realizar cortes a tipos de material diferentes. Teniendo en cuenta la maquinaria a utilizar, sabremos que tipo de materiales pueden cortarse con ella.

Siendo así, repasemos las aplicaciones de este tipo de tecnología de corte.

Corte láser

Sobra decir que este tipo de corte tiene infinitas aplicaciones en diversos sectores de producción. Aunque vamos a centrarnos en su uso para materiales de construcción donde juega un papel fundamental a la hora de practicar cortes en chapa y metal.

El corte láser se utiliza para realizar cortes en las grandes planchas de metal, sea chapa, aluminio, hierro o acero. Su alta precisión, la versatilidad y la agilidad que permite a la hora de realizar los cortes, puesto que no necesita matrices para ello, lo convierten en una herramienta sumamente eficaz.

Toda la industria metalúrgica, aprovecha las ventajas de esta herramienta de corte industrial. Desde planchas de gran tamaño hasta pequeñas piezas, la precisión de su corte es absoluta. Su adaptabilidad a la hora de realizar cortes con independencia de la forma que haya que darle a la pieza se une a la capacidad de separar materiales de carácter orgánico e inorgánico. Si a esto, le añadimos la limpieza que deja en el corte, evitando la necesidad de un posterior pulido y sellado de la pieza, se obtiene un ahorro tanto de tiempo como de economía en el proceso.

Igualmente, esta maquinaria, permite la realización de grabados en las diferentes piezas para que cada una, lleve su propia marca.

Punzonado

Menos versátil y con inferior número de aplicaciones que el corte láser, el punzonado es una técnica igualmente utilizada. Su inferior coste y su precisión convierten a este tipo de maquinaria en una de las más utilizadas para el corte de metales como el acero inoxidable o el aluminio, entre otros.

Es muy útil a la hora de realizar piezas en serie, dado que requiere de un diseño geométrico concreto para realizar los cortes. Una vez cargado el diseño, la maquina realizará tantas piezas en serie como sean necesarias. La precisión es máxima y el proceso, conlleva tres pasos:

  • Deformación: debido al esfuerzo que el punzón ejerce sobre el material, este se deforma.
  • Penetración: los filos del corte y la matriz perforan el material produciendo grietas y deformando más la plancha.
  • Fractura: las grietas se crean en ambos lados separando la pieza. El punzón desciende con fuerza y precisión y se expulsa el recorte.

Esta técnica es muy utilizada por grandes empresas del sector de la metalurgia debido a la alta precisión que ofrecen y la capacidad de hacer series de la misma pieza.

Corte por plasma

Ideal para realizar cortes en chapas de espesor superior a los seis milímetros y el más conveniente cuando dicho espesor, supera los veinticinco. Esta maquinaria cuenta con la ventaja de poder cortar estos espesores sin presentar ninguna dificultad, por ello saca ventaja al corte laser, recomendado para otro tipo de espesores más pequeños.

El corte por plasma se realiza mediante la acción térmica y mecánica de un chorro de gas calentado que penetra en todo el espesor de la pieza y corta el metal por fundición del mismo.

La mayor ventaja de su aplicación es la baja deformación que ofrece a las piezas; también se tiene en cuenta la economía de los gases que se pueden utilizar para practicar el corte, siempre teniendo en cuenta que el que se utilice no afecte a la maquinaria o la pieza a cortar.

No se recomienda su uso para el corte de piezas pequeñas puesto que las altas temperaturas que se alcanzan para fundir los metales, pueden producir deformaciones en las propias piezas.

Oxicorte

Realizar cortes mediante esta tecnología, esta considerado como un proceso auxiliar de la soldadura. Mediante este procedimiento, se pueden seccionar metales mediante su combustión local, utilizando un chorro de oxígeno que permite la oxidación que va a dar como resultado el corte.

Para que esto suceda, deben darse unas condiciones adecuadas: el metal a cortar, debe inflamarse en presencia del oxígeno. La temperatura de inflamación que debe alcanzar el metal debe ser inferior a la de fusión. El óxido debe tener un punto de fusión inferior al del metal. A su vez, el oxido debe ser expulsado por el chorro de oxígeno.

Se trata por lo tanto de un proceso de combustión y no de fusión, razón por la que esta técnica de corte no puede aplicarse a todos lo metales.

Existen maquinas de oxicorte que pueden convertirse en maquinas de corte por plasma con solo cambiar los gases y las boquillas.

Estas tecnologías son de aplicación para los diferentes metales utilizados en la industria. Cada uno de ellos abarca una serie de aplicaciones y metales concretos.

La excepción es el corte de láser, cuya aplicación va más allá de la gran industria y se utiliza indistintamente para proyectos de menor escala y envergadura. Así como cuenta con aplicaciones sobre otros muchos materiales como puede ser el cristal, plástico o madera.

Como comentábamos al principio, la gran industria de la construcción, tiene que practicar cortes en materiales de singular dureza. Aquí nos hemos centrado en las piezas de metal. Para los más curiosos, a la hora de cortar materiales como cemento u hormigón, existe maquinaria especifica diseñada exclusivamente para estos efectos. Radiales de grandes dimensiones y con hojas capaces de cortar estos materiales son las utilizadas por el sector.

No están todos los que son, pero son todos los que están. Sin duda, la tecnología es un gran apoyo para este sector que requiere de maquinaria potente, precisa y eficaz.

Una vez más, la evolución y la revolución tecnológica, juegan un papel determinante al servicio de la productividad. No es necesario decir que los costes de producción disminuyen una vez inviertes en este tipo de maquinaria para facilitar el trabajo diario.

La versatilidad, la agilidad y la precisión son los factores determinantes para la elección de una u otra alternativa. Según la necesidad de la producción y de los resultados finales, algo tan rudimentario como el oxicorte puede ser la solución ideal para cierto tipo de trabajos. En tanto que para una producción mayor y que requiera de una precisión absoluta, el corte por láser, gana por goleada.

 

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Más comentados
El origen del gazpacho

El 21 de julio se celebra el Día Internacional del Gazpacho. En sus orígenes el gazpacho formaba parte del recetario

Siguenos
Nuestra galeria
Scroll al inicio