Ropa bonita y colorida para los más pequeños del hogar

27 Julio, 2016
Ropa bonita y colorida para los más pequeños del hogar

Si tienes hijos, ya sabes a qué punto crecen rápido, y por esa misma razón, la ropa, complementos y zapatos que debes estar comprándoles sin cesar. ¡Es algo impresionante! Y más, teniendo en cuenta que a los niños de hoy les gusta estar a la última, y que por ello, deben tener siempre el mismo chándal que el del amigo o el de la amiga, las sandalias de Bambi, etc., idénticas a las de las compañeras. ¡No paras! Yo, por suerte, tengo a una prima que abrió hace unos años una tienda de ropa infantil a través del Grupo Reprepol, un mayorista que propone una amplia variedad de productos y artículos para los más pequeños del hogar. Gracias a la ayuda de este grupo, mi prima pudo montar su negocio franquiciado de ropa infantil multimarca (aunque si lo deseas puedes optar por la opción del monomarca) en el centro de la ciudad de nuestra comunidad y le va bastante bien. ¡Eso sí! Los profesionales de la firma le asesoraron en todo, desde la A hasta la Z. También hay que reconocer que la ropa que propone la firma es de muy buena calidad y eso se nota. Pues, trabajan con los mejores fabricantes de ropa, tanto a nivel nacional como internacional, para poner a la disposición del cliente las colecciones más completas e innovadoras en lo referente a la moda infantil.

Los niños y la moda

Ante todo, hay que tener mucho cuidado. Pues, que a los niños les guste ir a la moda, no significa que deban ir vestidos como pequeños adultos. ¡En absoluto! En efecto, no se nos debe olvidar nunca a nosotras, las personas mayores, educar a nuestros menores como lo que son: ¡niños y no adultos diminutos! Es importante para ello observar y guardar su naturaleza, respetar sus propios tiempos, y por esa misma razón, actuar como padres y no como managers o diseñadores de moda. Muchos profesionales de la infancia insisten en la importancia de la rutina para ayudar al niño a crecer de forma armoniosa. Las pequeñas normas y obligaciones diarias les ayudarán efectivamente a crecer de forma correcta, tanto física como psicológicamente y con la menor ansiedad posible. Eso les aporta suma seguridad. Así pues, cuando el niño empiece a sociabilizarse, es decir, cuando vaya a la guardería o a la escuela, sobre todo entre los dos o tres años, lo idóneo sería establecer y aplicar conjuntamente ciertas normas en lo referente a la comida, al higiene y a la vestimenta (¡siempre adaptada a su edad!), fáciles para él de cumplir y que le permitirán fortalecer su autoestima y autonomía. ¡Ello nunca se debe pasar por alto!

Un niño a quien SIEMPRE se le ha dado todo hecho, un niño a quien los padres le han solucionado SIEMPRE cualquier problema, un niño demasiado protegido será, en efecto, incapaz a la edad adulta de comportarse como una persona madura y responsable. Sólo hay que ver, para dar fe de ello, los numerosos programas de televisión, etc., de padres desbordados frente a niños o adolescentes que se comportan como auténticos tiranos.  Entonces: ¡ya lo sabes! Que vayan los niños vestidos a la moda con ropa bonita y colorida me parece bien, pero no como unos ridículos clones de sus padres. A cada edad le pertenecen sus necesidades y peculiaridades. El tiempo pasa volando y el momento de la infancia debe ser único y una de las épocas más bonita y alegre de la vida. Por ello, yo siempre aplicaré las normas citadas más arriba y el tiempo que haga falta para que mis hijos (tengo tres: dos niñas y un niño) se desarrollen de manera armoniosa. Asimismo, seguiré comprándoles la ropa infantil, el calzado, los peluches, los accesorios, la ropa de baño, los juegos de sábanas, los complementos infantiles y todo lo que les haga falta en la tienda de ropa infantil que tiene mi prima y que montó gracias a la ayuda del Grupo Reprepol. Pues, hay que reconocer que este grupo dispone verdaderamente de todo lo necesario e indispensable para el mundo tan bonito y peculiar del niño… ¡Dejémosles crecer sin prisa! Ello es fundamental…