Lo Vintage pega fuerte en España, y Europa

9 noviembre, 2016
Lo Vintage pega fuerte en España, y Europa

Y volvemos a copiar lo que pasa fuera de nuestras fronteras. Si es que al final parecemos Borricos siguiendo una zanahoria que llevamos atada a la cabeza con un palo, pero es lo que hay. Si el pop art se pone de moda en Estados Unidos, aquí también, y si ahora está de moda todo lo “vintage”, todos tenemos que tener un estilo con aire antiguo tanto en el armario como en la decoración del hogar. ¿Sabéis qué es lo único que veo de bueno en todo esto? Pues que ahora el mueble español del S. XVIII se está poniendo muy de moda y los artesanos están empezando a exportar copias de esos muebles fuera de nuestras fronteras.

No se trata de recrear el estilo barroco en nuestras casas, sino de tener un detalle que las haga especiales: tal vez una vitrina o un espejo muy “vintage” que recuerde a este mobiliario del que estamos hablando. Y claro, los franceses, ingleses, alemanes e incluso los chinos, quieren también tener ese toque en sus salones y nos piden a nosotros muebles “made in spain”, para exportarlos a sus países. Aunque, ¡ojo! no vale cualquier mueble: quieren auténticas artesanías.

Star-Cargo es una empresa de transporte internacional en Madrid  que ha visto, de unos meses a esta parte, cómo multitud de empresarios extranjeros realizan pedidos de mobiliario español a artesanos de la madera y el cristal que luego han de ser enviados a sus destinos con sumo cuidado, pues hablamos de piezas únicas. Los datos hablan de más de 700 envíos de mobiliario de carga importante en este 2016 a países europeos, unas cifras impresionantes si las comparamos con las de años anteriores.

Y es que en cuestiones tecnológicas preferirán a Japón y en la moda a París, pero cuando hablamos de artesanía y de tradición son los países de la cuenca mediterránea los que nos llevamos la palma: Italia, Grecia, la costa francesa y, por supuesto, España. Antes a esta lista podíamos añadir a Turquía pero de un tiempo a esta parte tanto la importación como la exportación a ese país se ha quedado bastante estancada, no sin motivos claro está.

La moda de las grandes pasarelas también se vuelve vintage

Los estilistas más famosos apoyan la moda vintage, aquí y en cualquier parte, y de hecho se comparan con celebrities estadounidenses para demostrar lo mucho que hay que adorar este estilo. Un artículo de Hola.com recuerda los mejores vestidos vintage de las famosas asegurando que es una moda a la que hay que amar. Valentino, Blanca Miró y otros diseñadores, se han unido a esta tendencia y han creado colecciones inspiradas en los años 20 del siglo pasado.

Y es que lo vintage es cool, porque el paso del tiempo tiene su encanto. Es original, porque nos da la excusa perfecta para dar un toque personal a nuestro look. Es sinónimo de calidad porque los estándares de calidad de hace unos años eran mucho más altos que los actuales. Es accesible porque está tan de moda que los productos han bajado sus costes. Es sostenible porque si rescatas del armario prendas antiguas, o reutilizas elementos decorativos de la abuela, o incluso si vuelves a sacar los muebles de la casa del pueblo, evitas comprar productos nuevos que, probablemente, han contaminado notablemente durante su producción. Y, sobre todo, es divertido porque puedes buscar en tiendas de segunda mano, rastros y mercadillos la pieza que más deseas.