Certificación Energética en España

30 Octubre, 2016
Certificación Energética en España

Han pasado un par de años desde que el uno de Junio de 2013, cualquiera que quisiera vender o alquilar una vivienda pasa a necesitar contar con un Certificado Energético.

El Certificado Energético es un documento resultante del proceso de certificación energética de un inmueble. Este documento recoge información sobre elementos constructivos del inmueble y sus instalaciones, obteniendo así valores sobre demanda y consumo energético de un determinado inmueble.

Con estos valores otorga al inmueble una calificación energética en función de las emisiones de dióxido de carbono y el consumo de energía.

Certificación Energética, una asignatura pendiente en nuestro país

Este certificado es relativamente nuevo y, a diferencia de otros países como Francia o Alemania, donde en 2007 se implementa dicha certificación, podría decirse que en España se han hecho los deberes en el último momento.

Para Pilar Pereda, secretaria general del Colegio de Arquitectos de Madrid (COAM), no podemos culpar a nadie del fracaso de la Certificación Energética, si bien gran parte de la culpa podemos asignársela al Gobierno.

Una de las cuestiones en las que hay que trabajar a este respecto, y en las que me siento identificada es en la falta de conciencia en temas energéticos en nuestra sociedad.

En España son unos pocos quienes llegan a valorar este tipo de cuestiones, normalmente se trata de personas con conocimientos específicos en Energías Renovables o materia energética. El resto apenas diferenciamos lo que puede aportar construir nuestra vivienda de forma eficiente.

Por otra parte, en un momento de crisis como el actual a la gente no se le puede hablar de Emisiones de CO2, lo único que, si cabe, puede funcionar es lo del ahorro energético.

La mayoría de los compradores e inquilinos no conoce la importancia de la eficiencia energética tanto para su economía como para su confort.

La elección de una vivienda con una calificación u otra puede marcar una gran diferencia en el gasto mensual y en la calidad de la vivienda.

Lo cierto, es que fue a raíz de tener que alquilar mi vivienda que empecé a ponerme al día en todo esto. Antes cuando veía una pegatina con una letra y un color pensaba que era un elemento decorativo más que un indicativo de cómo de eficiente es el inmueble, es decir, de cuánta energía necesita consumir para mantenerse a una temperatura agradable tanto en verano como en invierno.

El tema me pareció fascinante, ya que hay mucho que podemos hacer para conseguir viviendas eficientes. Por suerte, un buen amigo de la familia es arquitecto y muy interesado en temas de eficiencia energética y energías renovables.

En la actualidad está construyéndose una casa íntegramente de madera y quiere conseguir certificarla con el mayor nivel de Eficiencia Energética. Fue a él a quién acudí para preguntarle si creía que podía hacer algunas reformas en mi vivienda para mejorar su Eficiencia Energética, siempre dentro de un gasto razonable.

Me ayudó con un par de cambios y me recomendó Certificadosenergeticosbcn.com, una empresa a la que siempre recurría para que le elaboraran sus Certificados Energéticos para todo tipo de inmuebles. Entre sus servicios están el de visitar el inmueble para la recogida de datos, así como el cálculo de la Certificación Energética con programas informáticos homologados, la elaboración del Informe Energético y la solicitud de la etiqueta energética.

No tardé en conseguir la colorida pegatina del Certificado Energético de mi vivienda que, siguiendo los consejos de reforma de mi amigo arquitecto, marcaba una buena Eficiencia Energética, gracias a una serie de pequeños cambios en la distribución de los espacios y materiales de construcción.