La evolución del traje de flamenco

28 julio, 2016
La evolución del traje de flamenco

Si hay un par tópicos a los que los extranjeros aluden siempre que se refieren a España son los toros y el flamenco, pero flamenco no solo es el baile, sino también los trajes que se utilizan en dicho baile, aunque se suele distinguir según sea masculino o femenino, pues a los de mujer normalmente se les denomina trajes de flamenca en Sevilla. Los mejores los podéis encontrar en El Duende de Sevilla. Pero veamos las características de cada uno de ellos.

El traje de flamenca, de todos los trajes regionales de España, es el que más ha evolucionado a través de los tiempos, pues, según estudios, en su origen esta vestimenta era la que llevaban las mujeres de etnia gitana cuando acompañaban a sus maridos a las ferias de ganado. Eran unas simples batas rematadas con uno o dos volantes. Actualmente, además del traje de baile, es el traje oficial que se utiliza para acudir a la Feria, puesto que esta en un principio, allá por el año 1847, fue un mercado anual de ganado.

Los trajes de aquella época eran  muy humildes, ceñidos al cuerpo, si bien a partir de la cintura el corte cogía algo de vuelo. Fue a partir de la Feria celebrada en el año 1929 cuando las gentes más adineradas de la ciudad comenzaron a imitar los trajes de la gente campesina convirtiéndose a partir de entonces en la vestimenta oficial de la Feria de Abril, tradición que continúa hasta la actualidad. En esta época es cuando se le añaden los adornos, tales como pasamanerías, puntillas, picos, volantes, cordoncillos, y los escotes se van variando según las modas, unos años predominan los escotes en pico, otros años redondos, unos años el largo es por los pies, otros años se lleva la cola corta, la cola larga. El mundo flamenco tiene su moda, eso lo saben muy bien en El duende de Sevilla, una empresa ubicada en Sevilla que se dedica al diseño y confección de trajes de flamenca para mayoristas y para el público en general. A través de los años, al traje de flamenca se le han ido incorporando diversos accesorios como la peineta, los pendientes de aro, el abanico, las flores en el pelo, las castañuelas, los collares, etc.

Al traje masculino también se le denomina traje de flamenco corto, y hay dos variantes: la de paseo y la de faena. El traje de paseo es el que se utiliza para el baile y para la feria, está compuesto por unos pantalones ceñidos, normalmente de color negro, una camisa blanca y una chaquetilla corta, todo ello acompañado de un sombrero de ala ancha, que en el caso de los hombres se coloca ligeramente inclinado hacia la derecha, sin embargo las mujeres lo llevarían inclinado hacia la izquierda. El traje de faena es el que se utiliza en el campo, para montar a caballo y se caracteriza por sus botas camperas y su pantalón ancho o calzona.

Trajes para lucir especialmente en la Feria de Abril

Hoy en día la Feria de Abril de Sevilla es un acontecimiento tan importante que llega a paralizar prácticamente toda la actividad de la ciudad durante una semana, trasladándose esta a las casetas de la feria, donde se pueden ver a las parejas vestidas con sus trajes de flamenco paseando a lomos de un caballo o en una carreta tirada por caballos. Turistas del resto del España y de todo el mundo acuden cada año a ver esta celebración que tanto engancha por su color y su alegría.