España redujo sus accidentes laborales tras aplicar la normativa de la UE

4 septiembre, 2017
España redujo sus accidentes laborales tras aplicar la normativa de la UE

Aunque la prevención de los riesgos laborales nos parezca algo con lo que estamos muy familiarizados, lo cierto es que es una normativa relativamente nueva que se fomentó principalmente por la entrada de España en la Unión Europea, entidad que sí había creado ya sus propias normas para proteger a los trabajadores, normas a las que nuestro país se tuvo que adaptar, de ahí que resulte tan complicado llevarlas a la práctica, porque pocas empresas están lo suficientemente formadas en este sentido como para asesorar a las compañías. En España, en este ámbito, destaca especialmente Sermecon, de la que hablaremos más abajo.

De la presencia de España en la Unión Europea se deriva, por consiguiente, la necesidad de armonizar nuestra política con la naciente política comunitaria en esta materia, preocupada, cada vez en mayor medida, por el estudio y tratamiento de la prevención de los riesgos derivados del trabajo. Los Estados miembros vienen promoviendo la mejora del medio de trabajo para conseguir el progreso de las condiciones de seguridad y salud de los trabajadores.

La protección del trabajador frente a los riesgos laborales exige una actuación en la empresa que desborda el mero cumplimiento formal de un conjunto de deberes y obligaciones empresariales y, más aún, la simple corrección a posteriori de situaciones de riesgo ya manifestadas. La planificación de la prevención desde el momento mismo del diseño del proyecto empresarial, la evaluación inicial de los riesgos inherentes al trabajo y su actualización periódica a medida que se alteren las circunstancias, la ordenación de un conjunto coherente y globalizador de medidas de acción preventiva adecuadas a la naturaleza de los riesgos detectados y el control de la efectividad de dichas medidas constituyen los elementos básicos del enfoque en la prevención de riesgos laborales. Además, los trabajadores precisan de la información y la formación para un mejor conocimiento tanto del alcance real de los riesgos derivados del trabajo como de la forma de prevenirlos y evitarlos, de manera adaptada a las peculiaridades de cada centro de trabajo, a las características de las personas que en él desarrollan su prestación laboral y a la actividad concreta que realizan.

Así, ahora la ley española recoge los derechos y obligaciones derivados del derecho básico de los trabajadores a su protección, así como, de manera más específica, las actuaciones a desarrollar en situaciones de emergencia o en caso de riesgo grave e inminente, las garantías y derechos relacionados con la vigilancia de la salud de los trabajadores, con especial atención a la protección de la confidencialidad y el respeto a la intimidad en el tratamiento de estas actuaciones, y las medidas particulares a adoptar en relación con categorías específicas de trabajadores, tales como los jóvenes, las trabajadoras embarazadas o que han dado a luz recientemente y los trabajadores sujetos a relaciones laborales de carácter temporal.

Sermecon, líder en la prevención de riesgos laborales en España

Sermecon es una empresa líder en España y con mucha experiencia para implementar las medidas necesarias de prevención de riesgos laborales y así promover en las compañías tanto la seguridad como la salud. De hecho, el personal de vigilancia de la salud tiene una dilatada experiencia de más de treinta años, siendo la medicina laboral el origen de esta empresa, con anterioridad a la aparición de la Ley de Riesgos Laborales.

Todas las actuaciones preventivas llevadas a cabo por esta empresa de prevención de riesgos laborales dentro de las programaciones anuales a ejecutar en las empresas están desarrolladas conforme a la legislación aplicable y a sus modificaciones. Y además, cuenta con departamento interno de calidad que verifica el grado de cumplimiento de los compromisos, llevando un seguimiento de las actuaciones realizadas.

Sermecon realiza, asimismo, visitas de seguimiento e inspecciones a la empresa con el fin de detectar con antelación aquellas situaciones que pudieran suponer desviaciones legales o generar riesgos para el trabajador. De esta forma se lleva a cabo un control activo de las situaciones que permite proponer medidas para subsanar tales deficiencias.