España, país de divorcios

23 enero, 2017
España, país de divorcios

Según datos proporcionados por el portal de periodismo “Business Insider”, España es uno de los países con mayor tasa de divorcios, de hecho estamos en el quinto puesto a nivel mundial con un 61% de rupturas de pareja. En otras palabras, que más de la mitad de los matrimonios se divorcian.

Bélgica es el país que se lleva la palma de oro con un 71% de divorcios, seguido de cerca por Portugal, Hungría y República Checa. Si analizamos dichos datos nos daremos cuenta de que todos los países que ocupan los primeros puestos de la lista elaborada por “Business Insider” son  europeos por lo que podemos hablar de una tendencia al alza de la rupturas matrimoniales en Europa, aunque Estados Unidos se acerca a esta tendencia con un porcentaje de separaciones superior al 50%.

En este sentido, los datos ofrecidos por el portal de periodismo demuestran que son los países con mayor calado religioso los que menos tasa de divorcios tienen, lógicamente, y estos son los países del centro y sur de Sudamérica. Por ejemplo, el país con menos divorcios del que se tiene constancia de datos es Chile, con un 3% únicamente.

Y es que no tenemos datos de todos los países y por eso sólo podemos hablar de la lista de los países de los que se tienen cifras contrastadas. Los países africanos y algunos sudamericanos y asiáticos  como Argentina, India o Pakistán, o no han querido facilitar la información al medio de comunicación o no tienen forma de averiguar tales datos.

Hoy en día, por cada matrimonio se producen dos divorcios en España, o al menos eso indican las fuentes del diario ABC que aseguran que más de 4600 parejas se divorciaron ante notario desde la entrada en vigor de la Ley de Jurisdicción Voluntaria, el doble de las parejas que se casaron.

Por autonomías, Madrid ha sido la primera comunidad en divorcios, seguida por Andalucía y Cataluña. En bodas, la comunidad con más matrimonios ante notario es Cataluña, con 500, seguida de Andalucía y Madrid.

Cómo divorciarse en España

Ante todo, lo primero que debes saber es que para poder divorciarte deben haber transcurrido un mínimo de 3 meses desde el momento en que se contrajo matrimonio. Una vez pasado ese tiempo ya puedes solicitar el divorcio y, para ello, recomendamos siempre el asesoramiento de un abogado especialista como Ferrer Navarro, ya que contar con un experto siempre aporta un plus a cualquier acuerdo, ya sea con el consentimiento de ambos o mediante juicio.

La documentación que necesitas para formalizar el trámite es:

  • Certificado de matrimonio
  • Certificado de nacimiento de los hijos si los hubiera
  • Documentos que acrediten la situación patrimonial de la familia
  • Si fuere de mutuo acuerdo, una propuesta del convenio regulador entre las partes.

En el caso de los divorcios contenciosos, sin acuerdo, no se acompaña de ningún convenio regulador y no es necesario alegar ninguna causa, aunque sigue siendo obligatorio que hayan transcurrido los tres meses que no serán necesarios en caso de que se acredite la existencia de riesgo para la vida, integridad física, libertad, integridad moral y libertad sexual del cónyuge o de los hijos del matrimonio.