Del restaurante al campo

10 mayo, 2016
Del restaurante al campo

No hace demasiados años, cuando se quería organizar un evento, ya fuera a nivel empresarial como a nivel particular, se recurría a los servicios de un restaurante para contratar un menú, un reservado o lo que hiciera falta pero las cosas han ido cambiado y ahora son casi más los servicios contratados anualmente a empresas de cáterin que a establecimientos de hostelería y esto es así, simplemente, porque las tradiciones cambian.

Por muy tradicionales que queramos ser la sociedad cambia, así como sus costumbres, y por suerte o por desgracia es la cultura americana la que más influencia tiene actualmente en la mayoría de países occidentales, e incluso orientales. Por eso, los negocios de cátering están ahora en pleno auge y son muy pocos los empresarios y pocas las familias que no recurren a ellos para organizar eventos como reuniones, bodas, comuniones, etc.

Cambio de tradiciones

Al igual que en las bodas se cambió la moda de la lista de regalos por poner el número de cuenta en los tarjetones de invitación, ahora lo que se lleva es organizar el evento al aire libre en una finca o en un terreno y contratar los servicios de cátering de una buena empresa para que se encargue de todo lo necesario para que el día sea perfecto.

Empresas de catering hay muchísimas, cientos, pero muy pocas ofrecen la calidad y los servicios que la mayoría de las familias buscan en un día tan especial como puede ser la boda de una hija así que es necesario buscar mucho, recopilar información e incluso pedir recomendaciones para localizar la empresa deseada.

Si estás en Madrid el abanico de posibilidades se amplia, al igual que ocurre en otras grandes ciudades como Barcelona, pero si vives en otras provincias más pequeñas es posible que no tengas demasiado donde elegir y eso es algo bueno y malo a la vez. La parte positiva es que no tendrás que marearte demasiado y la negativa es que si no te gusta lo que ofrecen es posible que tengas que adaptarte igualmente a ellos. Para aquellos lectores que residen en la capital tenemos dos recomendaciones: En tus Fogones y Catering de Lisi. Ambas empresas ofrecen la calidad y el glamour que una boda necesita pero tienen precios bastante competitivos así que tanto una, como la otra, podría ser una elección acertada.

Y es que las bodas en interior ya no se llevan. Lo que antes era tradición ahora es anticuado y tener un gran salón con una mesa presidencial en cuyo centro han puesto un gigantesco centro de mesa floral es algo que ya no se suele ver pero, por el contrario, la boda rústica, al aire libre, y con esa magia que sólo las velas pueden dar, es lo que ahora mismo se está convirtiendo en tradición.

Puede que en unos años la cosa cambie y que en España empecemos a casarnos en la playa, que parece que en Mallorca y Murcia se está empezando a permitir, pero ahora mismo lo que más prima es el campo, lo rústico y lo natural. Sencillez ante todo….

shutterstock_316301318reducida